Las razones del SNTE en tiempos electorales

Jaime Navarro Saras*

Nunca como ahora, el SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación) ha estado tan cerca del gobierno al apoyar todas sus decisiones sin crítica, oposición o discusión alguna, principalmente lo concerniente a la reforma educativa, también es cierto que las prácticas sindicales no han cambiado, son las mismas: estar más cerca del poder que de los maestros, lo mismo sucedió desde antes y después de Carlos Jonguitud Barrios, Elba Esther Gordillo y, actualmente con Juan Díaz de la Torre, amén de los demás secretarios generales.
Ha sido una relación estrecha y acordada, es ampliamente sabido por propios y extraños que en Los Pinos se decide qué hacer con el SNTE y el SNTE es responsable de mantener la unidad, el orden y la disciplina en más de un millón de maestros y trabajadores de la educación que cotizan y están afiliados (quieran o no) a éste.
A cambio de esa relación fiel y de condiciones irrestrictas impuestas por el Estado, al SNTE se le otorgan múltiples prebendas, asuntos como el otorgamiento y manejo de plazas a discreción, la administración opaca de las cuotas sindicales, en este sentido ponen a disposición el capital que genera el PANAL (Partido Nueva Alianza) en las diversas elecciones acordes al interés y necesidad de quien ostente o asuma el poder, ayer el PAN, hoy el PRI y mañana quien llegue.
Los maestros solo son la excusa para lograr los fines políticos de unos cuantos, el SNTE se ha convertido en un espacio de exclusividad, los liderazgos se heredan y los linajes encuentran las condiciones naturales para subsistir con democracia y sin ella, al más puro pragmatismo mesiánico y la asunción al poder por derecho sanguíneo.
Desde hace poco más de un mes en Jalisco se intensificó la afiliación de trabajadores de la educación al PANAL y la credencialización al SNTE, son tiempos electorales y ahora es cuando el Estado requiere del 3% de votos que logra el PANAL en cada elección para inclinar la balanza a favor de los candidatos oficiales, el panorama del Estado de México es la más clara evidencia de ello, las encuestas oficiales dan cuenta que para ganar la gubernatura el PRI requiere los votos del PANAL (hay 68 mil maestros afiliados de los 200 mil que componen la nómina magisterial en el estado).
Juan Díaz lo ha repetido constantemente que la función del SNTE es orientar al magisterio en la intención del voto, sobre todo a favor de aquellos partidos que respetan los derechos de los maestros y están a favor de la defensa del Artículo Tercero Constitucional, cosa que dijo en la elección de Chihuahua del año pasado y que no le alcanzó al PRI para ganar la gubernatura y que, por lo visto tampoco les alcanzará para seguir gobernado el Estado de México.
Las razones de los líderes del SNTE están muy alejadas de las necesidades de las escuelas, los maestros y la educación. La campaña emprendida hace unos meses denominada “Por la defensa de la educación y la escuela pública”, dista mucho del papel que han realizado en el contexto de la reforma educativa, básicamente han sido voceros de las políticas de la SEP y ser parte del escenario en cuanto evento se presenta Aurelio Nuño para hablar de las bondades del Nuevo Modelo Educativo.
En cuatro años el SNTE solo ha sido testigo de cómo poco a poco fueron desmantelando los derechos ganados por el magisterio a lo largo de los años, primero con las reformas a la Ley del ISSSTE y posteriormente en las direcciones de pensiones de los estados, así como la denostación del profesorado y minimizar al normalismo como espacio para formar maestros.
El SNTE es parte del mismo círculo que no permite crecer profesionalmente al maestro, de no gestionar la mejora material de los espacios escolares y de los resultados que genera la educación en los estudiantes. En todo este tiempo no son congruentes con lo que dicen que defienden ya que, han sido cómplices del gasto de más de 2 mil 500 millones solo para publicitar la reforma educativa y gastarse para el mismo fin 650 millones.
Son tiempos electorales y el SNTE juega su juego muy lejos y distantes de los maestros, ni los pocos pesos que logren de aumento para este día 15 dejará de lado su intención inmediata: seguir siendo parte del poder independientemente del partido que gobierne.

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com