De la Pedagogía como ciencia de la educación a las muchas pedagogías y muchas educaciones

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

La Pedagogía es la ciencia encargada de cuidar o de vigilar el conocimiento de los procesos educativos, va desde el conocimiento de los modelos pedagógicos, los estilos de enseñanza, el conocimiento de los sujetos de cómo se aprende y cómo se enseña, hasta las formas más afectivas de lograr o tener éxito pedagógico.
Por la etimología del conocimiento, la pedagogía se define como un ejercicio de acompañamiento es estar con el otro al que se educa acompañándole en su proceso de aprender a caminar.
A últimas fechas el movimiento pedagógico mundial se ha bifurcado o diseminado de distintas formas, de tal manera que se redefinen las formas de definir y practicar la pedagogía. De esta manera podernos distinguir cuestiones como: pedagogía del amor, de la felicidad, de la esperanza, de la participación, pedagogía del ocio y del uso de tiempo libre, pedagogía de la imaginación y la creatividad, pedagogía crítica, pedagogía de la mediación, o de acuerdo a los sujetos que se atienden o acompañan, pedagogía con niños pequeños, pedagogía de las personas adultas, pedagogía con mujeres, pedagogía con personas en prisión privadas de la libertad, etcétera.
Aun por su diversidad las múltiples pedagogías, tienen una veta que se define a partir del encuentro de dos o más personas y por el intercambio de ideas o de saberes a modo de conocimiento del mundo y de la realidad.
Toda pedagogía funciona a modo de modelo cerrado con principios e ideas particulares como un propósito y una de ser, una serie de acciones, la definición y diferenciación de los roles de los sujetos a modelo de agentes que educan o son educados. Una serie de valores y de fines de su modelo particular.
No todas las pedagogías están pensadas en generar o facilitar aprendizajes, también hay pedagogías ligadas a la protección y la concienciación de los sujetos (toda la herencia de Freire), o para el fomento de algunas habilidades básicas intelectuales, afectivas emocionales o incluso físicas, o las pedagogías ligadas en el arribo o el conocimiento de los ámbitos complejos por trabajar o intervenir (pedagogía de la acción o pedagogía y de la intervención).
Lo más importante del movimiento contemporáneo reside en el hecho de que parte del reconocimiento de las vetas de los aportes del pensamiento pedagógico clásico y a partir de ahí guerrean sus nuevas propuestas de desarrollo educacional.
El componente curricular del movimiento pedagógico reside en la posibilidad de concretizar las ideas y los aportes en propuestas o programas de formación. Aquí juega un papel muy importante la detección de necesidades sociales y la demanda de los sujetos así como las posibilidades desde la institución que se ha creado para educar en un ámbito escolar.
Ante todo esto ¿en qué marco se inscribe el actual modelo educativo que pretende regular el futuro de la educación en nuestro país?

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la Unidad 141 de la UPN. Correo mipreynoso@yahoo.com.mx