El “Nuevo” Modelo Educativo, va de nuez, una historia que se repite

Jaime Navarro Saras*

El pasado viernes asistí a una conferencia dictada por César Coll acerca de la personalización del aprendizaje escolar, en ésta presentó ideas sobre los procesos de aprendizaje de los niños y jóvenes en la escuela, la novedad es que incorpora conceptos nuevos, muy diferentes (aunque significan más o menos lo mismo) a lo que ha publicado desde finales de los 70. César Coll (junto con Álvaro Marchesi, Juan Ignacio Pozo, Jesús Palacios, Juan Delval y otros notables académicos españoles de influencia piagetana) fue uno de los diseñadores en España de la LOGSE (Ley Orgánica General del Sistema Educativo) en 1990, propuesta educativa del PSOE en funciones hasta 2006 y que sustituyó a la Ley General de Educación del gobierno de Francisco Franco (vigente desde 1970).
La gran aportación de la LOGSE era, entre otras cosas, la propuesta de autonomía de la escuela, tanto en su gobierno como en el diseño curricular.
Desde entonces a la fecha se ha convertido en un referente importante y buen intérprete de las ideas del constructivismo de Jean Piaget, de hecho trabajó con él. Toda esa experiencia le ha permitido vivir de esas rentas y se ha convertido en un referente importante cuando se habla de reforma educativa, es asesor y consultor educativo de la mayoría de países latinoamericanos que han emprendido reformas educativas, México por supuesto no es la excepción.
De su ponencia rescato un término: Aprendizaje con sentido, en palabras de él es lo mismo que se ha dicho desde siempre sobre los aprendizajes intencionados, significativos y cualquier otro concepto para señalar que el alumno tiene que desarrollar habilidades de independencia, curiosidad, creatividad y no rigidez a la hora de aprender.
El Nuevo Modelo Educativo, y más en los discursos triunfalistas de Aurelio Nuño, nos clarifican que este modelo educativo de nuevo no tiene más que el nombre, señala como novedoso el término Aprender a aprender (propuesta de Joseph Donald Novak en 1984 y colaborador de David Paul Ausubel, este último conocido como el creador de la teoría del aprendizaje significativo en las décadas de los 60 y 70). A Novak se le reconoce también por su desarrollo de la teoría del mapa conceptual, ideas tomadas por Jacques Delors en su texto de 1996, La educación encierra un tesoro, de donde se retoman las ideas para el Nuevo Modelo. Desde hace más de una década los maestros saben lo que es trabajar con las ideas de los alumnos y provocar aprendizajes significativos y también otras áreas además de lo cognoscitivo como las habilidades socioemocionales, las cuales están plasmadas en el programa de preescolar de 2011, entre otros documentos.
Menos aún la autonomía curricular, ya que desde 2003 se trabaja con asignaturas regionales, primero con el tema de cultura de la legalidad y actualmente desde 4 campos: historia, geografía y patrimonio; educación ambiental; cultura de la legalidad; lenguas indígenas.
Que digamos de la autonomía de gestión, el paternalismo y el control estricto de la dinámica escolar no permitirá que la escuela pueda autogobernarse, las prácticas de auditoría sin la sensibilidad educativa seguirán haciendo de las suyas, el tema está plenamente documentado desde las propuestas educativas de la Alianza por la educación en tiempos del binomio Gordillo Morales-Calderón.
Amén de la enseñanza del inglés y el manejo de las computadoras, cuyo antecedente y aplicación curricular no es nuevo, la única novedad es la exigencia para formar estudiantes bilingües o trilingües en educación básica y de manera especial en educación Normal, además acercarlos a las empresas.
Nos ha quedado claro a quienes hemos seguido de cerca la reforma educativa, que el propósito era netamente laboral, en concreto controlar la nómina magisterial, reducir el presupuesto a la educación, rasurar la planta docente, acotar los derechos laborales, desmantelar la escuela pública, erradicar de la responsabilidad de la SEP las escuelas que no son de organización completa (multigrado, bidocente y tridocente), depositar todo el poder para determinar el ingreso al servicio docente y la medición de la calidad al INEE y, lo acepten o no, desentenderse de los temas educativos, el hecho de que este Modelo entre en vigor hasta el ciclo escolar 2018-2019 es la prueba más clara (además quién garantiza que así será porque este gobierno ya no estará en el poder).
Finalmente, y como sucede cada vez que surge una propuesta educativa para aplicarse en el aula, para ello se requiere la alineación de los astros, que los maestros se convenzan de la idea, que la hagan suya, que su voluntad sea motivada por incentivos materiales y de reconocimiento profesional, que (además) tanto alumnos como padres de familia hagan su parte para que así suceda, de otra manera y como ha ocurrido a lo largo de la mayoría de reformas y revoluciones educativas en México solo quedará en papel y los maestros medio entenderán, medio aplicarán y medio harán las cosas de una reforma a la que no fueron invitados para su consulta y creación, al tiempo.

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com