Fallo VIII Premio Nacional de Librería‏

El VIII Premio Nacional de Librería para El Faro de Alejandría

Con sede en la ciudad de Querétaro, esta librería resultó ganadora por unanimidad en el concurso convocado por el Indeli y la FIL Guadalajara
“Este reconocimiento representa una gran alegría. Estoy por cumplir diez años como librero, que no siempre han sido fáciles en la faceta de negocio. Esta es una actividad cuya recompensa es el amor a los libros, a la lectura, a la literatura. Y muchas veces eso se pierde a lo largo del tiempo de lidiar con asuntos cotidianos. Tener un reconocimiento importante de instituciones respetadas del medio, es muy gratificante, una validación”, expresó Ricardo García Mainou, director de El Faro de Alejandría, librería que resultó ganadora de la octava edición del Premio Nacional de Librería, convocado por el Instituto de Desarrollo Profesional para Libreros (Indeli) y la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.
El proyecto que presentó García Mainou consiste en el rediseño de una zona de la librería y un programa de actividades culturales que vincula la librería con la sociedad. “Es importante que una librería no sea únicamente un lugar de comercio de libros. Las librerías tienen que volverse centros culturales, y para esto hay que organizar eventos que involucren a la comunidad que te rodea”, agregó Ricardo sobre su propuesta que resultó elegida de un total de 28 candidaturas presentadas. Dotado con 200 mil pesos, este estímulo brinda la oportunidad al ganador de optimizar las áreas de servicio de su espacio, ya sea en el aspecto de la librería, en mejoras tecnológicas o en capacitación. El reconocimiento se entregará el lunes 30 de noviembre en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en el marco de las actividades del Programa para Libreros.
“Se tomó también en cuenta que durante los trece años de vida esta librería ha llevado una vida activa dentro de la comunidad queretana”, detalló Arturo Ahmed, director del Indeli, quien también destacó que el objetivo principal de este reconocimiento es darle visibilidad a las librerías en México. “En la actualidad se está cada vez posicionando mejor la presencia de las librerías en diferentes ciudades del interior de la república”. El comité de selección estuvo conformado por representantes de la FIL Guadalajara, el Instituto de Desarrollo Profesional para Libreros (Indeli), la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), Educal, la red Altexto y la Alianza Mexicana de Editoriales Independientes. Por otra parte, el jurado fue integrado por un representante de la FIL Guadalajara, un representante de la Caniem, un representante de editorial Trillas y otro de V&R Editoras.
El Premio Nacional de Librería fue creado en 2008 como un estímulo para la modernización de las librerías del país. La librería Sor Juana, con sede en Tijuana, fue la ganadora del Premio en su primera edición. En 2009 fue declarado desierto y en 2010 fue otorgado a la librería Tercer Milenio, por su proyecto para una zona dedicada al público infantil. En 2011 la ganadora fue la Librería Española, ubicada en San Luis Potosí, gracias a su proyecto de creación de una tienda virtual. En 2012 fue otorgado a la librería oaxaqueña La Jícara, y en 2013 a la librería Aleph, de Xalapa, Veracruz. Catarina Marina, con sede en Cuernavaca, lo recibió en la pasada edición.