Dos días, una noche

Dos días, una noche (francés: Deux jours, une nuit) es una película de drama belga-italo-francesa del 2014, escrita y dirigida por los hermanos Dardenne, protagonizada por Marion Cotillard (nominada al Óscar a la mejor actriz) y Fabrizio Rongione.

En Seraing, una ciudad industrial de Liège en Bélgica, Sandra (Marion Cotillard) es una joven esposa y madre, que trabaja en una pequeña fábrica de paneles solares. Ella sufre una crisis nerviosa y se ve obligada a tomar un tiempo libre en su trabajo. Durante su ausencia, sus compañeros de trabajo se dan cuenta de que son capaces de cubrir sus turnos de trabajo por horas ligeramente más largas y la gestión propone un bono de €1.000 a todo el personal si están de acuerdo para hacer a Sandra redundante. Sandra más tarde vuelve al trabajo y descubre que su destino está en manos de sus 16 compañeros de trabajo, y ella tiene que visitar cada uno de ellos en el transcurso de un fin de semana de persuadirlos para rechazar la bonificación monetaria. Sin embargo, la mayoría de los compañeros de trabajo necesitan el bono propuesto para sus propias familias y Sandra se enfrenta a una batalla cuesta arriba para mantener su puesto de trabajo antes de la votación crucial el lunes por la mañana.